Share Button

Se trata de los films, que se estranarán este año, “Víctimas de Tangalanga”, de Diego Recalde, y de “El método Tangalanga”, de Ariel Winograd.


Dos películas argentinas anunciadas para este 2016 tienen como figura central a Julio Victorio de Rissio, conocido por su apodo de Dr. Tangalanga, cuyo esquema estaba basado en llamadas telefónicas que derivaban en disparates de todo tipo, en coincidencia con el centenario de su nacimiento.

Una, cuyo estreno está anunciado para abril, es “Víctimas de Tangalanga”, de Diego Recalde, humorista, actor y director, autor de “Sidra”, “T.ves?”, “Habano y cigarrillos”, “El periodista” y “Tenemos un problema, Ernesto”, y es un trabajo en el que se hace un repaso por aquellos que recibieron las burlas telefónicas del Doctor Tangalanga.

La otra es “El método Tangalanga”, de Ariel Winograd, autor de propuestas como “Cara de queso ‘mi primer guetto’”, “Mi primera boda”, “Vino para robar” y “Sin hijos”, de la que solo hay consignada información en los sitios Cines Argentinos y Escribiendo Cine, con probable estreno en agosto de 2016 y con el nombre de Martín “Campi” Campilongo como probable figura central.

El auténtico Tangalanga participó con su voz tal como hablaba ese singular personaje en el film de animación “El sol”, de Ayar Blasco, rodado en 2009, su único contacto con el cine antes de su deceso, el 26 de diciembre de 2013, a los 97 años.

El Dr. Tangalanga, también conocido por otros seudónimos, fue el mejor repentizador nacido en la Argentina y la supremacía que ejerció en esta disciplina (el que él mismo fundó) le otorgaba la genialidad de responder con una ocurrencia brillante ante la respuesta ajena y hasta le daba la posibilidad de cumplir con este ritual en vivo y frente al público.

Esta agilidad mental, la que mantuvo intacta hasta pasados sus 90 años, le permitió ser una suerte de justiciero telefónico para hacerles morder el polvo de la derrota a supuestos manosantas y embaucadores de toda calaña.

Share Button