Share Button

El autor de esos escritos pensó que se habían quemado durante la Revolución Francesa, pero fueron rescatados intactos y desde entonces esos originales siguen cambiando de propietarios.

sodoma

“Los 120 días de Sodoma”, un catálogo de orgías, abusos sexuales, violaciones de niños y adolescentes de uno y otro sexo, homicidios y bestialidades de todo tipo, que fueron escritos en 37 días por el Marqués de Sade en 1785 cuando estaba encarcelado en la Bastilla.

El “Divino Marqués” lo escribía en trozos de papel que escondía en las grietas de las paredes de su celda y durante todo el resto de su vida, creyó que el manuscrito se había quemado durante el incendio desatado el primer día de la Revolución Francesa, el 14 de julio de 1789, detalla la agencia de noticias Ansa.

Esta predicción no se cumplió y alguien recuperó todos los fragmentos y, ordenados sin ton ni son, circularon en ediciones clandestinas que se vendían como pan caliente en la Francia napoleónica, de la restauración con Carlos X, de la monarquía constitucional de Luis Felipe, en la segunda y tercera República y en el segundo imperio de Napoleón III

Finalmente, el manuscrito fue adquirido en 1929 por el vizconde Charles de Noailles, protector de Luis Buñuel y Salvador Dalí a quienes les produjo los clásicos del séptimo arte “Un perro andaluz” y “La edad de oro” y que estaba casado con Marie-Laure, descendiente directa del marqués. La hija de ambos, Natalie, heredó el manuscrito que fue llevado clandestinamente a Suiza para ser vendido a un coleccionista de libros eróticos, Gérard Nordmann.

Recién en 1990, una alta corte de justicia francesa dictaminó que el manuscrito había sido robado y, por lo tanto, debía ser devuelto al país de origen pero como Suiza aún no había firmado la Convención de la UNESCO, que impone la devolución de bienes robados a sus legítimos propietarios, la misma usada por los herederos de los dueños de obras de arte judíos expoliados por los nazis.

Natalie de Noailles denunció por robo a Nordmann, pero en 1998 la corte federal suiza desestimó la acusación hasta que los herederos de este último se declararon el año pasado dispuestos a vender el manuscrito a un editor francés

Pero todo volvió a fojas cero por la oposición del heredero de la Señora de Noailles, el editor italiano Carlo Perrone, está dispuesto a que “Los 120 días” terminen en la Biblioteca Nacional de Francia, siempre y cuando el Estado encuentre los cinco millones de euros necesarios para cerrar dignamente el año sadiano.

 

 

Share Button